Refugiados y migrantes en la prensa europea

Ética y calidad, Medios y política • by

Traducción de la pieza original: How do the European media cover migration?

En los cinco años transcurridos desde que comenzó la crisis europea de refugiados las controversias relacionadas con la migración han afectado profundamente al panorama político de la UE, sin embargo, hasta ahora no se han encontrado «soluciones europeas». Un nuevo estudio realizado por el Observatorio Europeo de Periodismo (EJO)  arroja luz sobre el papel de los medios en el debate sobre la migración.

El análisis comparativo de EJO revela que en cada país los medios tratan de manera diferente las informaciones sobre migrantes y refugiados. Se pueden  observar claras diferencias en la cantidad y la calidad de la cobertura no solo entre Europa Occidental y el centro y el Este de Europa, sino incluso dentro de Europa Occidental. El estudio también revela una serie de “puntos ciegos” en la cobertura de la migración.

Para este proyecto de investigación, una docena de socios del EJO analizaron la cobertura mediática de personas migrantes y refugiadas en 17 países. El estudio se basa en 2.417 artículos publicados durante seis semanas no consecutivas seleccionadas entre agosto de 2015 y marzo de 2018. Es el primer proyecto internacional que compara la cobertura de personas migrantes y refugiadas en tantos sistemas políticos, sistemas de medios y culturas periodísticas diferentes. El informe completo (en alemán e inglés) y más detalles se encuentran disponibles en la página web de la Fundación Otto Brenner, que cofinancia el estudio.

 

Migrantes en un parque fuera de la estación de tren en la ciudad de Como, en el norte de Italia, en el verano de 2016. Muchos migrantes que intentaban llegar al norte de Europa a través de Suiza quedaron atrapados en Como después de que las autoridades suizas les cerraran la frontera.

 

 

Una cuestión de actitud

El estudio también encuentra grandes diferencias en el tono de la cobertura mediática de los distintos países. En general, los medios de comunicación en Europa Central y Europa del Este ponen el foco en los problemas experimentados y en las protestas contra los migrantes y refugiados. Los medios de comunicación en Europa Occidental enfatizan la situación de los migrantes y refugiados, y la ayuda que se les brinda. Los medios de comunicación de Europa Occidental en la muestra analizada también citaron muchos más testimonios (de personas no migrantes) con actitudes positivas hacia los migrantes y refugiados que los medios de comunicación de Europa Central y del Este.

También encontramos un patrón cuando comparamos los datos de los medios liberales o de izquierda con los medios que tienen un perfil más conservador: los medios de izquierda o liberales  incluyeron más testimonios con actitudes positivas e informaron más sobre las ayudas y la situación de los migrantes y refugiados.

Los medios de comunicación también informan sobre la inmigración en diferentes partes del mundo. África es el principal punto de referencia en Italia y, en cierta medida, en Francia. Mientras que todos los demás países de Europa Occidental se centran en la inmigración de Oriente Medio, el periódico italiano La Stampa no publicó un solo artículo centrado en los inmigrantes o refugiados de Oriente Medio. Para los medios de comunicación en Rusia, Polonia, Bielorrusia y Ucrania, la migración y los flujos de refugiados desde Ucrania también fueron un tema importante.

 

refugiados

La migración es vista principalmente como un asunto de asuntos exteriores en muchos lugares de Europa.

 

 

¿Refugiado o migrante?

Uno de los principales problemas identificados en nuestro estudio es que los medios de comunicación en toda Europa no dejan en claro a sus audiencias las historias y el estado legal de las personas que buscan llegar a Europa como migrantes o refugiados. La cobertura está dominada por los debates y actores políticos (45%), casi sin dejar espacio (4% de los artículos) para la cobertura de información económica, cultural, histórica y de contexto.

Solo un tercio de los artículos (33%) aclara la distinción entre refugiados, que tienen un estatus legal protegido, y migrantes, que abandonan sus países de origen por razones económicas, sociales, educativas o de otro tipo. La mayoría de los artículos (60%) confunden el concepto de migrante y refugiado o no son claros. ¿Hacen esto por ignorancia? ¿Lo hacen porque los políticos nacionales usan un lenguaje ambiguo? ¿Lo hacen porque los periodistas asumen que sus audiencias no conocen la diferencia o porque les falta el tiempo y el espacio para ser más específicos? Las respuestas a estas preguntas se encuentran más allá del alcance de este estudio.

Los medios de comunicación también son imprecisos sobre la cuestión de dónde provienen las personas migrantes y refugiadas. Solo 778 de los 2.417 artículos analizados especifican países de origen: 293 artículos mencionan Siria, los otros «África» ​​(64), Myanmar (30), Albania y Ucrania (18 cada uno) y Afganistán (16). Pero con el paso del tiempo, se pueden observar algunos cambios: en las primeras semanas seleccionadas para el análisis, Oriente Medio se mencionaba regularmente como lugar de origen, y en los casos en los que se identificaban individuos, se los describía principalmente como «refugiados».

En las últimas semanas analizadas, encontramos cada vez más personas identificadas como «migrantes». Sin embargo, la proporción de artículos que no identifican a las personas presentadas como refugiados o migrantes sigue siendo alta durante el período de análisis.

 

Espectadores silenciosos

 

refugiados

Los medios rara vez se centran en refugiados o migrantes como individuos.

 

Puede ser útil preguntar a los migrantes y refugiados sobre sus historias y motivos, pero los migrantes y los refugiados tienden a ser los espectadores silenciosos de la cobertura mediática migratoria. Mientras que el 26.6% de los artículos presenta a los migrantes y refugiados como actores principales, el 18% los cubre solo como grandes masas anónimas. Solo el 8% de los artículos presenta a migrantes y refugiados como individuos o familias, mientras que los ciudadanos y los miembros de la sociedad civil de los países de destino son los principales actores en el 18% de los artículos.

En realidad, muy pocos migrantes y refugiados que aparecen en los artículos son citados: los medios de comunicación citaron 411 testimonios de migrantes, en comparación con 4,267 testimonios de no migrantes. Aunque las personas que ayudan en el asilo tienden a ser individualizadas, los receptores de esas ayudas no lo son. Al igual que quedó demostrado en estudios anteriores, la cobertura mediática también sobrerrepresenta a los migrantes y refugiados varones (incluso menores de edad) en detrimento de las mujeres adultas.

 

Dando voz a los que no tienen

Respecto a la representación de migrantes y refugiados, los medios de comunicación europeos podrían aprender algo de Estados Unidos, país que también formó parte de la muestra analizada. Mientras que el Washington Post se centró principalmente en la inmigración de América Central en el período de estudio, el New York Times adoptó una perspectiva más global y se centró en la «crisis europea de refugiados».

Los artículos de Estados Unidos presentaron un número particularmente alto de testimonios de migrantes y refugiados individuales, que también fueron citados, probablemente como resultado de las tradiciones de informes anglosajones y un código de ética (formulado por la Sociedad de Periodistas Profesionales) que señala que los periodistas deberían tratar de «dar voz a los que no tienen voz». Dentro de Europa, los medios españoles se acercan más a este grado de interés en la perspectiva de los propios migrantes y refugiados.

Sin embargo, el estudio también muestra que el debate público sobre el tema en otros países a menudo está lejos de ser tan unilateral como se supone. Este estudio también comparó  el porcentaje de testimonios citados que tenían actitudes positivas hacia los migrantes y refugiados con el porcentaje de testimonios citados que tenían actitudes negativas. En casi todos los países cubiertos por este estudio, los dos medios de comunicación de nuestra muestra ofrecieron posiciones encontradas.  A partir de estos resultados, concluimos que se pueden encontrar enfoques más diversos, o al menos, menos blancos y negros, sobre los problemas relacionados con la migración en los medios de comunicación de cada país.

Por ejemplo, los medios de comunicación húngaros ofrecen una imagen más variada de lo que cabría esperar. Magyar Hírlap, estrechamente alineado con el gobierno de Viktor Orbán, no citó a un solo migrante o refugiado en sus artículos en las seis semanas de estudio. Pero en el portal de noticias independiente Index.hu, la situación de los migrantes y refugiados recibe más atención, y al menos algunos testimonios de migrantes son citados.

 

Susanne Fengler y Marcus Kreutler: «Cobertura de la migración en los medios de comunicación de Europa: un análisis comparativo de la cobertura en 17 países», documento de trabajo de la OBS 39, Frankfurt am Main, enero de 2020

 

Traducción: Mario M. Piedrafita

Imagen de portada. Kyle Glenn

Edición: Romina Morales

 

Etiquetas , , , ,

Send this to a friend