Un gran paso hacia un régimen de medios autoritario en Hungría

Ética y calidad, Medios y política • by

 

La página del principal periódico de la oposición húngara, Népszabadság, ha sido reemplazada por un comunicado de prensa que anuncia su cierre

 

El editor Mediaworks suspendió la publicación de Népszabadság, el diario de oposición más importante de Hungría y el periódico de mayor circulación. Aunque la medida fue oficialmente referida como una suspensión, en realidad probablemente implica que el Népszabadság ha sido cerrado para siempre.

En un movimiento especialmente pérfido, el periódico se cerró cuando la sala de redacción se estaba moviendo de un edificio de oficinas al siguiente, y el personal tenía todas sus cosas empaquetadas. Quienes trabajan en la redacción ya no tienen acceso a sus antiguas oficinas y, además de humillar al personal, el objetivo parece ser asegurarse de que no tienen acceso a los materiales que podrían haber utilizado para escribir sus piezas en las próximas semanas.

Se rumorea desde hace mucho tiempo que un amigo clave del primer ministro, el oligarca de contrato público Lőrinc Mészáros, se convertirá en el propietario de una de las mayores corporaciones mediáticas de Hungría al comprar la editorial Mediaworks. Hubo algunas especulaciones sobre cómo exactamente se llevaría a cabo este negocio, pero nadie imaginó un escenario en el que el periódico más grande del país sería cerrado repentinamente.

Es muy probable que el cierre del periódico y el cambio planificado de los propietarios estén conectados, incluso si el último aún no se ha anunciado formalmente.

Cambios recientes en la propiedad de medios

La importancia de Mediaworks en el mercado de medios húngaro es indiscutible. Sus ingresos fueron de aproximadamente 55 millones de euros el año pasado. Hace solo unos días compró la editorial Pannon Lapok, que también es un actor importante en el mercado de periódicos, con unos ingresos de aproximadamente 26 millones de euros en 2015. Como resultado, la cartera completa de Mediaworks ahora comprende 12 periódicos regionales, además de a los periódicos nacionales Népszabadság, Világgazdaság (un diario de negocios) y Nemzeti Sport (un diario deportivo), junto a innumerables revistas y portales en línea.

Incluso antes de este día, la conexión entre Mediaworks y Fidesz, el partido conservador gobernante dirigido por Viktor Orbán, era a menudo evidente, pero hasta ahora las operaciones de la compañía no habían tenido un impacto así en el panorama de medios húngaro. La influencia de la amplia cartera de Mediaworks en la opinión pública se basa esencialmente en dos pilares. La circulación y el número de lectores de Népszabadság es bastante pequeña hoy en día; esto es lo que el comunicado de prensa del editor adujo al tratar de justificar su decisión de cerrar el periódico.     

El periodismo de Népszabadság ha estado dando forma a la agenda pública de Hungría

Es cierto que las últimas dos décadas no han sido una historia de éxito para el periódico, y una auditoría reciente encontró que Népszabadság, que distribuyó 208.000 copias en el cambio de milenio, se ha reducido a solo 38.000 copias en el segundo trimestre de este año. Pero el comunicado de prensa que anuncia su cierre es cínico. Recuerda a un escándalo anterior, cuando el propietario despidió al editor jefe de un noticiero online líder, origo.hu, después de que el sitio hiciera revelaciones dañinas sobre un alto ministro del gobierno y afirmó que la decisión se debió a los cambios en los patrones de consumo de los medios (desde ent

La operación de Népszabadság es de importancia simbólica para la esfera pública debido a su historia y prestigio profesional; para muchos, sigue siendo el periódico de izquierda más emblemático hasta nuestros días. Lo que hace que la situación sea especialmente dramática es que los lectores habían notado que el periódico había mejorado últimamente. Varios excelentes periodistas habían comenzado a trabajar en Népszabadság investigando con éxito los casos que terminaron dando forma a la agenda pública en Hungría.

En términos de llegar directamente a los lectores, los periódicos regionales en la cartera de Mediaworks son mucho más importantes, y por el momento no tenemos idea de lo que les sucederá. Según las últimas cifras publicadas, los periódicos regionales que componen la nueva cartera conjunta tienen una circulación de 258.000 ejemplares, mientras que el número real de lectores supera el millón.

Los periódicos de apoyo son cruciales para el partido gobernante de Hungría, Fidesz

La investigación de Mérték ha demostrado que los periódicos regionales siguen desempeñando un papel clave en el consumo de noticias. Estos periódicos definitivamente no se cerrarán, ya que llegar a su millón de lectores es de importancia cardinal para Fidesz. Pero a la luz del cierre de Népszabadság, no deberíamos hacernos ilusiones sobre quién trabajará en ellos; solo a los periodistas que son incondicionalmente leales al gobierno se les permitirá hacerlo. El impacto de este cambio será enorme porque, sin contar algunas estaciones de radio comerciales locales, los periódicos regionales son los últimos vestigios de la esfera pública local que no están controlados directamente por un alcalde o el hombre del medio de comunicación del gobierno, Árpád Habony.

¿El cierre de Népszabadság es parte de un plan a largo plazo para controlar los medios críticos?

La decisión de cerrar Népszabadság se reflejará como un paso histórico en los anales de la prensa húngara. También es instructivo, sin embargo, echar un vistazo a los eventos que conducen a este desarrollo.

Hace unos años, en 2010, dos grupos editoriales con participaciones significativas en el mercado húngaro, el alemán Axel Springer y el suizo Ringier, solicitaron una autorización de fusión. Con base en la ley de medios recientemente adoptada, la Autoridad Nacional de Medios e Información denegó su solicitud. Como resultado, Népszabadság no pudo venderse a un inversor bien capitalizado con una sólida formación en el mercado de medios, pero fue vendido a un empresario austriaco, Heinrich Pecina.

Pecina es poco conocido en Hungría, pero los periodistas han logrado desenredar los lazos entre él y el gobierno húngaro. Era obvio que, de hecho, este había sido uno de los objetivos importantes del legislador desde el principio: la ley ordenaba que la Autoridad debería aprobar las solicitudes de fusión pendientes en el momento en que se aprobó la nueva legislación. Dado que esta era la única solicitud de fusión pendiente en ese momento, la negativa de la autoridad de medios a autorizar el acuerdo fue ampliamente anticipada.

El cierre del periódico es parte de un patrón establecido por el gobierno desde 2014 

El cierre de Népszabadság es un giro impresionante de los acontecimientos, pero encaja en el patrón que Fidesz ha trabajado para establecer desde 2014, cuando el primer ministro se enemistó con su antiguo aliado, el oligarca y magnate de los medios Lajos Simicska, con el resultado que Fidesz perdió parte de su imperio mediático. Ahora, el control sobre los medios progubernamentales está disperso en varios grupos, en lugar de estar concentrado en el imperio comercial de Simicska. Las nuevas personas a cargo dependen personalmente de Viktor Orbán y carecen incluso de la limitada autonomía económica que disfrutan los negocios de Simicska.

El partido gobernante considerará que este proceso ha sido exitoso si las voces de la oposición son silenciadas. Népszabadság, con su audaz investigación que recientemente sacó a la luz una serie de grandes escándalos, demostró no encajar en esta visión del mercado de los medios.

Es una pregunta intrigante por qué el lado del gobierno abandonó su estrategia de maquinaciones sutiles que desmantelan la libertad de los medios paso a paso, y en su lugar decidió destruir a Népszabadság de una sola vez, arriesgándose a una potencial reacción internacional. Es posible que las fallas espectaculares de la construcción del nuevo universo de medios Fidesz hayan llevado a los responsables de la toma de decisiones a la conclusión de que no tendría sentido tratar de integrar a Népszabadság en el imperio mediático de la derecha. Cualquier esfuerzo por traer a los periodistas leales al gobierno a Népszabadság podría haber causado problemas operativos en otros medios progubernamentales. Y es bastante obvio que nadie en el equipo actual habría trabajado para Fidesz.

Después de la crisis económica y el consiguiente declive drástico del mercado publicitario, los actores del mercado de medios en Hungría se encontraban en una posición difícil y Fidesz evaluó astutamente que esto proporcionaba una oportunidad histórica para tomar el control de vastos segmentos del mercado. No deberíamos hacernos ilusiones sobre lo que está sucediendo aquí: formalmente, el actual dueño vienés de Mediaworks puede ser el responsable, pero las especulaciones generalizadas sobre la influencia del oligarca más favorecido por Orbán, Lőrinc Mészáros, no fueron de ninguna manera una coincidencia. Tal asalto drástico a la libertad de prensa en Hungría habría sido difícil de concebir sin el asentimiento de Fidesz; de hecho, casi con certeza se realizó a instancias de Fidesz.

La esfera pública húngara está cada vez más en control del gobierno 

A medida que los inversores extranjeros se van, segmentos cada vez más grandes del mercado húngaro de medios son tomados por figuras con diversos grados de conexión pública con el partido gobernante. En el área de noticias políticas, solo persisten unos pocos actores menores, siendo RTL el único inversor principal restante. Comparando con los regímenes autocráticos de períodos históricos anteriores, un factor redentor en esta situación es la existencia de medios digitales. Incluso con estas pocas chispas de esperanza que quedan, la esfera pública húngara está cada vez más cerca del control gubernamental total, como vimos durante la campaña sobre el referéndum de cuotas. El 8 de octubre de 2016 fue otro gran paso hacia la dominación total del gobierno del mercado de medios húngaro.

 Traducido por: Sergio Soto

Fuente: https://en.ejo.ch/ethics-quality/a-major-step-towards-an-authoritarian-media-regime-in-hungary

 

Etiquetas , , , ,

Send this to a friend