Propaganda viral: Cómo una atmósfera mediática de derechas ayudó a radicalizar Norteamérica

Medios y política • by

Por qué y cómo la política estadounidense ha acabado en el punto en el que nos encontramos ahora es una pregunta que suele salir estos días. Las respuestas también son abundantes. Algunas van encaminadas hacia la irrupción de bots y campañas de desinformación en las redes sociales. Otros culpan los esfuerzos de firmas, algunas ya desaparecidas como Cambridge Analytica de dividir los resultados. Muchos otros interpretan que las interferencias rusas es el factor más importante.

Pero de acuerdo con el artículo “Propaganda en la red” de Yochai Benkler, Robert Faris y Hal Roberts, la respuesta es mucho más cercana. Su libro proporciona uno de los estudios más comprensivos del panorama mediático de los EEUU durante las elecciones presidenciales de 2016. Lo que analizan más bien es un preocupante desorden del estado de la información política.

Benkler estudió los discursos públicos en torno a las elecciones de 2016 con un análisis de diagramas de las redes sociales basado en un impresionante recopilatorio de 4 millones de mensajes en línea (desde 2015 a 2018). Averiguando quién está conectado con quién (y en qué medidas de influencia), los tres investigadores de Harvard detectaron una asimetría en los debates y las discusiones, entre los medios polarizados y su entorno con la campaña presidencial y posterior elección de Trump.

Tanto por un lado como por otro: Se encontraba un  espectro de redes sociales con voces que englobaban posiciones desde el centro derecha como el Wall Street Journal, al centro izquierda como el The New York Times y el Washington Post, como también más a la izquierda como Mother Jones, por poner un ejemplo. Mientras estos estaban muy fuertemente conectados los unos con los otros, Benkler y sus colegas enseñaron que existe otra red mucho más aislada y sesgada a la derecha, con sus propias redes y fuentes en el ala derecha y de la extrema derecha.

Como explicó en una charla uno de los autores, Hal Roberts, estos nodos están operando en sus propias redes sociales. De acuerdo con las investigaciones encontradas, la derecha esta generalmente mucho más desplegada, activa y extrema respecto a su contraparte. Con dramáticas consecuencias.

 

Mientras la red políticamente correcta o mainstream

Ésta se adhiere a unos estándares periodísticos, la derecha en las redes sociales despliega un tráfico de rumores, teorías conspiranoicas, ataques y desinformación. Uno de estos culpables con más responsabilidad, de acuerdo con estos sería (quizás no muy sorprendente) la compañía Fox News del multimillonario Rupert Murdoch´s. Mientras los errores y la difusión de la propaganda resuenan (raramente) en las redes mainstream, estos vuelven a ser desafiados y corregidos por otros “jugadores” del bando contrario.

Insisten, aquellos que actúan en las redes sociales de la derecha maligna, incluyen medios como Breitbart y The Drudge Report, que abrazan completamente las tácticas de distracción, desorientación y manipulación para fomentar el ala conservadora y la ideología de la derecha, haciendo desaparecer cualquier atisbo de métodos o prácticas relacionados con el periodismo.

El resultado es un panorama mediático dividido en dos. Una parte de la mano de la búsqueda de la verdad. Por la otra parte, un sistema mediático donde los mensajes no son contrastados por la verdad, sino por su idoneidad para ellos mismos. El resultado final es comprobable por todos.

 

Datos técnicos

Artículo original: Network Propaganda: How A Right-Wing Media Ecosystem Helped To Radicalise America

Traducción: Lorena Kancha

Edición: Romina Morales

Imagen de portada: John Barkiple

Etiquetas , , , , , ,

Send this to a friend