¿Ha llegado a Europa la tendencia americana de los Podcasts?

Modelos de negocio, Periodismo especializado • by

Patrick Breitenbach/Flickr – CC BY 2.0

Traducción: María González y Covadonga del Nero

El podcast es nuevo para la mayor parte de la gente en Eslovaquia. Por esto, Dávid Tvrdoň, periodista en Bratislava, recibió comentarios de los más escépticos cuestionando esta singular manera de trabajar, cuando en Noviembre produjo uno de sus podcasts.

Gracias a la ayuda de sus compañeros de la SME.sk, la página web de noticias más amplia de Eslovaquia, Tvrdoň comenzó a grabar noticias diarias en directo inspirado en el periódico New York Times. En su primer mes de grabación el programa, llamado Dobré Ráno, ya contaba con 100.000 visitas. “Ya existían otros podcasts antes, pero eran muy pequeños como para ser conocidos,” dijo Tvrdoň, quien además presenta Check Your Facts, programa en el que junto a Marc Biskup, editor del diario BILD, entrevista a periodistas digitales de toda Europa. “Estaban muy felices de llevar a cabo estos podcasts, porque se están convirtiendo en algo global”.

Un fenómeno estadounidense que atraviesa continentes

El torbellino de los podcasts nació en EEUU con el exitoso periodismo de investigación Serial, en 2014, cuando consiguieron que hasta un 40% de la población escuchase sus podcasts. Siguiendo este ejemplo del New York Times, periódicos como The Washington Post y Vox declararon su interés por esta novedosa manera de informar. El lanzamiento trajo consigo una sorpresa: según los informes, los oyentes permanecían sintonizados en un 90% de la mayoría de los shows, un gran beneficio para los anunciantes.

En Europa, es aún un fenómeno relativamente nuevo debido a las diferencias en el uso y cultura de las tecnologías. El número de periodistas que comienzan a apostar por esta plataforma sigue creciendo, pues a diferencia de la radio tradicional permite a sus usuarios descargar una gran variedad de cortes de diversos temas, producidos de manera independiente sin la necesidad del apoyo de una gran compañía.

Uno de los podcasts americanos favoritos © Serial

En los dos últimos años, la publicación de podcasts ha crecido exponencialmente, de acuerdo con Izabela Russell, cofundadora de la compañía de comunicación New Media Europe junto al veterano periodista de radio y marido, Mike.

En el año 2013, ambos visitaron una conferencia de medios digitales en Estados Unidos, donde conocieron a gente dedicada a los podcasts. “Nosotros pensamos, ‘No hay nada parecido a esto en Reino Unido, así que por qué no crear nosotros un evento así para podcasters allí’”, dijo Russell. Así se creó UK Podcasters, un lugar de encuentro que llegó a reunir a más de 200 podcasters “de todas las partes de Europa”.

La entrada de los podcasts en el mercado iba encaminada, en gran medida, a los dispositivos móviles, según Russell. Android domina en Europa, solo un 25% utiliza Apple. Esta última, además creó una aplicación exclusiva para podcasts. Frente a este, Android no cuenta con ninguna aplicación dirigida a esto, sus usuarios deben descargarse una aplicación, Stitcher, para poder escucharlos.

El número de alternativas es muy amplio, sin embargo, siguen siendo los podcasters quienes atraen a nuevos oyentes. La principal audiencia de Tvrdoň llegaba mediante SoundCloud, pero, en la actualidad, está comenzando a colgar sus grabaciones en Spotify. “Es una mejor plataforma de difusión en esta zona [Centro Europa]” comenta. Tras la noticia, la reacción general de sus amigos fue de conformidad, “es una aplicación que utilizo a diario”.

© Check Your Facts

Adoptando la tendencia

Muchos periodistas entienden el podcast como una manera de trabajar con un vocabulario común. En 2016, por primera vez PRIX EUROPA: The European Broadcasting Festival lanzó una categoría de audio digital.

“En 2017 decidimos poner el foco en la innovación y creatividad en las presentaciones de esta categoría”, dijo Marta Medvesek, manager online. “Las producciones independientes ya no necesitan conectar con el emisor por mucho tiempo. Ahora, es suficiente tener al ‘emisor’ en la red”.

Exactamente, esto es a lo que se dedican varios periodistas en Europa, excepto en Eslovenia, donde Taja Topolovec fundó un podcast semanal donde publicar los resultados de sus trabajos de investigación; o como en Polonia, donde Jakub Gornicki lanzó podcasts globales enlazados con su compañía de multimedia Outriders.

Esta tendencia ha ido extendiéndose del norte al sur del continente: en Suecia, la escucha de estas grabaciones ha crecido hasta un 36% en los últimos dos años, situándose a día de hoy en los 3’3 millones de oyentes al mes. Russell señala el creciente interés de los podcasts en habla italiana, francesa y española -esta última conforma la web Podium Podcast para información y entretenimiento para la población española y latinoamericana.

Trabajando en las diferencias culturales

En Estados Unidos ha habido un creciente acercamientos a las emisoras, con un gran número de estaciones de radio tanto profesionales como pequeñas afiliadas, observa Jill Beytin, periodista de podcasts. Un californiano que ha trabajado en grandes medios tanto en Estados Unidos como en Alemania. Beytin fundó Bear Radio para incentivar el uso del podcasts en la capital alemana.

“En Estados Unidos, la gente empezó a hablar de los shows radiofónicos a partir de Johnny Carson. Allí el panorama mediático es más aislado y con muchos altibajos, y la gente es más reacia tomar riesgos”, comenta Beytin.

Beytin es optimista: a diferencia de la radio, los podcasts segmentan a la audiencia, haciéndolo más atractivo para los anunciantes ya que hasta las pequeñas producciones pueden encontrar apoyos.

Incluso, las grandes cadenas radiofónicas tienen que apuntar a un grupo lo más amplio posible para amortizar el contenido que crean.

Los podcasts no solo presentan un nuevo medio de escucha de contenidos, sino también una manera más íntima de llegar al receptor. Clare Richardson, periodista anglosajón, fundó el Europe to Date, un explicativo de podcasts en este continente, en el verano de 2017, para acabar con los temas que ella solía tener a diario en el Deutsche Welle. “Creo [podcasting] que es un espacio para hablar de cualquier cosa, una forma de permitir a tu audiencia seguir tu proceso”.

Etiquetas , , , , ,

Send this to a friend