¿Una nueva era? El auge de las colaboraciones entre activistas y periodistas

Ética y calidad, Periodismo especializado, Reciente • by

Traducción de A new era? The rise and rise of advocacy collaborations in journalism

por Belén López Ruíz

 

Los medios de comunicación, que ya estaban en situación vulnerable, no se han librado de los estragos que la pandemia de COVID-19 ha causado en las industrias de todo el mundo. El brote ha intensificado la disrupción tecnológica y otros desafíos a los que se enfrenta la industria, provocando que los ingresos ya reducidos drásticamente disminuyan aún más y exacerbando la desconfianza en su trabajo. Es probable que esto aumente la tendencia a depender de la  financiación de los donantes, ya que las organizaciones de noticias se ven obligadas realizar más tareas con presupuestos cada vez más reducidos.


Trabajando con la Fundación Bill y Melinda Gates, nuestro equipo de estudiantes graduados de la Universidad de Columbia ha publicado un informe que examina la relación entre los periodistas y los activistas. El estudio Llamamiento a las coaliciones: construyendo alianzas entre periodistas y activistas.  (Calling for Coalitions: Building Partnerships between Journalists and Advocates)  trata de proporcionar las mejores prácticas y recomendaciones dirigidas a estas cada vez más comunes asociaciones financiadas por donantes.


Una historia de cuatro países

El informe examina cuatro importantes estudios de caso:
– La organización de verificación de hechos Africa Check, pionera en la colaboración para hacer frente al aumento de la desinformación sobre la salud en Nigeria.
– La asociación de Nation Media Group con el Proyecto Fuller para resaltar el desequilibrio de género en los medios de comunicación y crear una oficina de género en el mayor periódico de Kenya.
– El proyecto de datos  #MineAlertcentro,  del centro de periodismo ambiental de investigación de África, Oxpeckers, , que promueve mejores prácticas mineras en Sudáfrica.
– La colaboración del equipo de noticias Reporteros, de IDL  con periodistas y grupos de la sociedad civil para combatir la corrupción del gobierno en el Perú. Esta asociación ayudó a descubrir el mayor escándalo de corrupción política de la historia de América Latina.


A través de docenas de entrevistas con periodistas, organizaciones de la sociedad civil, académicos, donantes y funcionarios del gobierno, pudimos identificar algunos de los ingredientes clave de las asociaciones exitosas y extraer valiosas lecciones  de nuestros estudios de caso.

Hacer funcionar las colaboraciones

Esto es lo que hemos descubierto sobre estas colaboraciones:

– Si bien no existe una regla o modelo único para las colaboraciones entre los medios de comunicación y los grupos activistas, casi siempre se basan en relaciones preexistentes y/o en la confianza entre las organizaciones involucradas.
– La capacitación es un punto de partida eficaz para las asociaciones formales. Este tipo de colaboración no sólo es fácil de definir y poner en práctica, sino que también ofrece el mejor rendimiento de la inversión y más oportunidades para futuras alianzas.
– El intercambio de información y la ampliación del alcance de los medios de comunicación mediante la publicación cruzada es el ámbito más común de las colaboraciones informales.
– Es difícil medir el impacto periodístico, y las ideas de los periodistas sobre lo que constituye el impacto a veces están en desacuerdo con las de los donantes y las organizaciones de la sociedad civil.
– Los periodistas y sus medios de comunicación se apresuran a evitar definirse como militantes, pero la interdependencia entre el activismo y el periodismo está desdibujando la línea.


A continuación, se presentan algunas recomendaciones para el éxito de las asociaciones que no comprometen las normas periodísticas:
– En cualquier asociación, por más informal que sea, debe haber una definición y un acuerdo claros sobre las funciones y los límites.
– La capacitación es un ingrediente importante en las asociaciones formales, pero también hay formas más indirectas de que los grupos de promoción y los donantes ayuden a los periodistas. Un ejemplo es el fortalecimiento del periodismo de investigación mediante la mejora del acceso a la información y a datos fiables en los países en que estos son limitados.
– Los grupos militantes deben hacer lo que los periodistas no pueden hacer. Los periodistas deben trabajar para destapar los problemas e informar al público sobre ellos. Los grupos activistas deben centrarse en la defensa de las soluciones a esos problemas y en la movilización del público para que actúe.


Creemos que nuestra investigación puede ayudar a señalar el camino a seguir para muchas organizaciones de noticias sin fines de lucro. Esperamos que nuestro trabajo proporcione alguna orientación y un marco para futuras asociaciones que apoyen, en lugar de obstaculizar, los objetivos de los medios de comunicación independientes, así como los de los grupos militantes, permitiendo al mismo tiempo que ambos permanezcan fieles a su misión.

El  estudio»Calling for Coalitions: Building Partnerships between Journalists and Advocates» fue editado por los estudiantes de postgrado de la Escuela de Periodismo de Columbia y de la Escuela de Asuntos Internacionales y Públicos, Yi Chen, Gregory Francois, Ritubhan Guatam, Shruti Kedia, Michelle Meza, Mingqi Song, Jack Truitt, y Emily Wymer, bajo la supervisión de la Profesora Anya Schiffrin.

Send this to a friend