Los medios de comunicación de servicio público en Europa: entre la responsabilidad y la rendición de cuentas

Concentración de los medios, Entradas recientes, Modelos de negocio • by

Traducción: Guillermo Córdoba y Daniel Melcón

Esta es la segunda entrega de un estudio de dos partes, en el que se comparan los medios de comunicación de servicio público en Europa (PSM). En un primer artículo sobre el tema, encontramos que los presupuestos de los PSM varían enormemente en Europa y que las organizaciones no comparten una estrategia financiera u organizativa común.

Todos los países europeos cuentan con medios de comunicación de servicio público pero hay muchas variaciones en su alcance, recursos e impacto. Algunos disfrutan de una cuota de mercado superior al 55 % (la radio pública suiza) o más del 70 % de la confianza pública (Letonia), mientras que en Rumanía la televisión pública lucha por llegar al cinco por ciento de la audiencia, mientras que en Polonia la presión política amenaza la independencia y el futuro de la emisora nacional.

El Observatorio Europeo de Periodismo (EJO) comparó los medios de comunicación de servicio público (PSM) en nueve países europeos (República Checa, Alemania, Italia, Letonia, Polonia, Portugal, Rumanía, Suiza y Reino Unido). También se estudió la nueva emisora pública de Ucrania pero, como no se estableció hasta 2017, no se incluyó en la comparación.

Principales conclusiones:

El estudio encontró que las presiones políticas y económicas influyen en el desempeño profesional y en la participación en el mercado de los PSM, pero que su impacto varía ampliamente en los distintos países.

1. En Suiza, Alemania y el Reino Unido, los medios de comunicación públicos ocupan una posición destacada en el mercado audiovisual nacional, alcanzando, en algunos casos, a más de la mitad de las audiencias.

2. En Ucrania, Rumania, Portugal e Italia, la fuerte competencia significa que la televisión o la radio pública tienen menos del 20% de la cuota de mercado.

3. El apoyo financiero público viene acompañado de exigencias de responsabilidad y rendición de cuentas por parte de las audiencias, los políticos y el gobierno.

Todas las organizaciones de medios de comunicación públicos están bajo presión para mantener un alto nivel profesional, pero también para llegar a grandes audiencias, tanto para justificar las cantidades recibidas de los derechos de licencia de los medios audiovisuales o de los presupuestos públicos, como para garantizar que siguen siendo pertinentes.

Una definición de medios de comunicación públicos

En algunos de los países estudiados, los PSM consisten en televisión, radio y plataformas digitales asociadas (como páginas web, canales dedicados de YouTube y páginas dedicadas a las redes sociales). Otras organizaciones nacionales de radiodifusión pública incluyen una agencia de prensa, también financiada con cargo al presupuesto del Estado. El estudio del EJO se limita a las emisoras de radio y televisión y a su presencia en Internet.

La Unión Europea de Radiodifusión enumera la universalidad como el atributo más importante de los PSM, seguido por la independencia, la excelencia, la diversidad, la responsabilidad y la innovación. También existe una diferencia entre los medios de comunicación estatales y los de servicio público en cuanto a su alcance, credibilidad y función pública.

Cuota de mercado

Los datos muestran que, en general, un mercado grande y unos PSM bien financiados (véase el primer análisis de EJO) se correlacionan con una gran cuota de mercado. En el Reino Unido, Alemania, Italia y Suiza, las cadenas públicas de televisión controlan entre un tercio y dos tercios del mercado.

Los canales de la televisión pública alemana alcanzan en total alrededor del 45% del mercado (en 2016), mientras que las dos principales cadenas públicas, ARD y ZDF, alcanzan el 12 y el 13 por ciento respectivamente. Los 9 programas regionales de ARD tienen una cuota de mercado de alrededor del 12 por ciento. La televisión checa y polaca, con la competencia de los productos mediáticos de empresas públicas (Central Media Enterprises y Modern Times Group, en la República Checa; Scripps Networks Interactive y Cyfrowy Polsat en Polonia), alcanzan aproximadamente entre el 23 y el 29 por ciento del mercado. Los PSM letones y portugueses llegan a audiencias aún más pequeñas: entre el 15 y el 16 por ciento, respectivamente.

Con un mínimo histórico del 3,5% de cuota de mercado en 2016, la televisión rumana, TVR, aparece como la emisora pública menos relevante en nuestra muestra de los PSM (ver Fig. 1). La cuota de mercado es baja debido a la intensa competencia y a una severa política de austeridad. Para reducir la deuda de TVR, se recortaron todos los fondos de producción, excepto para los programas de noticias. Para recuperar las audiencias, TVR experimentó con los talk-shows basados en expertos, que eran populares en todas las televisiones de noticias en Rumania y en otros lugares. Sin embargo, la copia de otros no valió la pena para la radiodifusión pública rumana y, a finales de 2017, la cuota de mercado de TVR no había aumentado.

Fig. 1. Las cuotas de mercado de la televisión pública oscilan entre el 45% en Alemania y el 3,5% en Rumanía. Fuentes: KEK – Kommission zur Ermittlung der Konzentration im Medienbereich, Alemania, 2016; BBC, Reino Unido, 2016; RAI, Italia, 2016; SRGSSR, Suiza, 2016; TVP, Polonia, 2016; ČT, 2015; RTP, Portugal, 2017; TVR, Rumania, 2016; LTV, Letonia, 2016.

La radio de servicio público

La radio de servicio público en el Reino Unido, Alemania y Suiza tiene una posición aún más dominante, con más del 50% de la cuota de mercado. Esto probablemente se deba a un mejor acceso a los recursos financieros, como se mostró en el estudio anterior de EJO.

Las estaciones de radio públicas, con más personal y mejor acceso a la financiación, tienden a ser las más fuertes en la mayoría de los mercados estudiados: las radios checas, rumanas y letonas tienen entre el 30 y el 35% de la cuota de mercado, mientras que Polskie Radio tiene alrededor del 20%. La radio PSM parece tener la competencia más difícil en el sur de Europa: en Portugal e Italia, la radio pública sólo llega a cerca del 10% de la audiencia.

Fig. 2. La radio pública tiene más de la mitad del mercado en tres países: Suiza, Reino Unido y Alemania. Fuentes: Media Analyse, Alemania, 2016; BBC, Reino Unido, 2015;  AI, Italia, 2016; SRGSSR, Suiza, 2016; PR, Polonia, 2016; ČRo, 2015; RTP, Portugal, Dic 2016; SRR, Rumania, 2016; LR, Letonia, primavera 2017.

Las normas antimonopolio de la Unión Europea indican que «si una empresa tiene una cuota de mercado inferior al 40%, es poco probable que sea dominante». La legislación audiovisual rumana baja el umbral a solo el 30%. En Suiza, el PSM SRG SSR puede perder parte de su audiencia durante el día, debido a ofertas más interesantes del otro lado de la frontera, en alemán, francés e italiano. En la Suiza de habla italiana, las emisoras de radio de SRG SSR tienen una cuota de mercado del 74%, mientras que en las otras dos partes del país se sitúa en torno al 64%. La cuota de mercado de la televisión es mucho menor. Sin embargo, el público vuelve a SRG SSR para las noticias nacionales en horario de máxima audiencia. Con alrededor del 31% de la cuota de mercado de la televisión y más del 55% de la radio, no cabe duda de que las redacciones tienen una voz dominante en Suiza.

En otros países europeos, unos medios de comunicación públicos fuertes plantearían preocupaciones sobre la posible influencia política en el contenido de las noticias. Sin embargo, este no es el caso de Suiza. La toma de decisiones políticas, concentrada en los cantones pequeños y basada en la democracia directa, ha permitido el desarrollo de una fuerte conciencia periodística profesional.

Política, rendición de cuentas y el PSM

Por lo general, en Europa los mecanismos de responsabilidad están institucionalizados, en forma de un consejo nacional de radiodifusión o audiovisual, que concede licencias y supervisa el cumplimiento de la normativa audiovisual, como estipula la Directiva de Servicios de Medios Audiovisuales de la Unión Europea. Las juntas de los medios de comunicación públicos son responsables ante el Parlamento. Sin embargo, la legislación nacional puede permitir que los partidos políticos interfieran y traten de controlar el contenido de los PSM, mediante el nombramiento de miembros de los consejos nacionales de radiodifusión, de los consejos de administración de los PSM u otros como las asignaciones presupuestarias y las (amenazas de) cambios legislativos.

Medios de comunicación de servicio público de gran confianza

En Letonia, los PSM son supervisados por una autoridad independiente de cinco miembros, elegidos entre candidatos con experiencia profesional o académica. Son propuestos por organizaciones no gubernamentales especializadas en los ámbitos de los medios de comunicación, derechos humanos, cultura, educación y ciencia. En la práctica, son elegidos por el Parlamento de acuerdo con la proporcionalidad política de la coalición gobernante. La autoridad puede funcionar como un amortiguador contra la presión de intereses políticos y comerciales, pero su independencia no está garantizada. Los PSM letones se financian directamente con cargo al presupuesto del Estado, en función de las decisiones políticas. Hasta la fecha, los PSM letones siguen careciendo de la financiación suficiente, incluso en comparación con los PSM estonios y lituanos vecinas. A pesar de las dificultades, las encuestas de audiencia muestran una creciente confianza del público en el PSM: en 2015, el 74% dijo que confiaba en la LTV, mientras que la LR gozaba de aún más credibilidad, llegando al 84%.

Los PSM portugueses también ocupan un lugar destacado en cuanto a confianza pública, con un apoyo de alrededor del 60% de la población. La explicación puede estar en la composición de la junta general independiente (Consejo General Independiente, CGI), que supervisa la ejecución del contrato entre el Gobierno y la RTP (Rádio e Televisão de Portugal, el organismo público de radiodifusión portugués).

De los seis miembros, dos son elegidos por el gobierno, dos por el Consejo de Opinión de la RTP y dos son co-optados por los cuatro anteriores y tienen que ser personalidades con un valor reconocido en los medios de comunicación y en el entorno de la gestión. La junta de dministración es nombrada directamente por el gobierno, pero el apoyo financiero proviene de los derechos de licencia y de la publicidad.

La BBC tiene una extraordinaria reputación entre el público británico y establece los estándares para los PSM en todo el mundo. Los medios de comunicación públicos del Reino Unido están gobernados por el Consejo de la BBC, que establece el director estratégico y el presupuesto, y está regulado por la Oficina de Comunicaciones (Ofcom).

Las valoraciones de confianza son muy altas: en 2016, el 89% de todos los que ven al menos un canal de la PSB dijeron que  los «programas de noticias son dignos de confianza… [para] informar de cómo entendemos el mundo» (Ofcom). Hasta ahora, no ha habido casos graves de violación de esta independencia por parte de la política o de las empresas.

Los medios de comunicación públicos suizos destacan por ofrecer contenidos en tres idiomas en televisión, y cuatro en radio. Con ello, pretenden contribuir significativamente a la integración en un país multicultural. Todos los canales de idiomas gozan de una confianza comparativamente alta, como demuestran las investigaciones recientes, debido a la ausencia de interferencias políticas y a una cultura de servicio público muy desarrollada. Sin embargo, también hay partidos que se oponen al PSM en Suiza. La derecha populista (SVP, Lega Ticinese) desafió hace poco a los medios públicos, aunque el movimiento «No Billag», que quería abolir las tasas de licencias audiovisuales del país, fue derrotado en un reciente referéndum.

Medios de comunicación de servicio público desafiados políticamente

En Alemania, los entes públicos de radiodifusión están regidos por consejos de radiodifusión. Sin embargo, en 2014, la creciente preocupación por la percepción de la influencia de los partidos políticos en la ZDF condujo a una sentencia del Tribunal Constitucional Federal de Alemania destinada a reforzar la independencia del servicio público de radiodifusión respecto al Estado. El tribunal dictaminó que los representantes estatales no deben exceder un tercio de los miembros totales en cada uno de los dos órganos de supervisión de la ZDF. Los representantes de la sociedad civil deben reflejar los grupos sociales pertinentes, teniendo en cuenta las minorías y las diversas perspectivas. Estos acuerdos, que son poco comunes en Europa, no detuvieron las acusaciones de activistas anti-inmigrantes de que los medios de comunicación públicos del país pertenecían a la llamada «prensa mentirosa» (Lügenpresse).

El Consejo de la Radio Checa y de la Televisión Checa son nombrados y destituidos por el Primer Ministro a propuesta de la Cámara de Diputados. Los procedimientos de nombramiento han sido criticados por ser demasiado dependientes del poder político. Los miembros del Consejo no siempre son efectivamente independientes. En 2005, el estudio de Televisión en toda Europa afirmaba que la composición del Consejo refleja la distribución del poder en la Cámara de Diputados. Esto sigue siendo un problema, ya que el procedimiento no ha cambiado desde entonces. Algunos miembros del Consejo son miembros de partidos políticos o tienen estrechas relaciones con ellos.

En Rumania, la mayoría de los miembros de los consejos de administración de los dos PSM son nombrados por el Parlamento, dependiendo de la configuración política; la Presidencia y el Gobierno nombran a un miembro cada uno; también hay un representante de los empleados y otro para el grupo parlamentario de las minorías. SRR y SRTv están obligados por ley a proporcionar información justa y equilibrada, educar, informar y entretener al público. La falta de financiación y los fuertes lazos políticos hacen que alcanzar estos ideales sea una tarea difícil.

En Italia, la RAI está totalmente controlada por el Estado a través del Ministerio de Economía. Posee el 99,56% del capital social (el 0,44% es propiedad de SIAE, la agencia italiana de cobro de derechos de autor). La RAI responde ante la Comisión Parlamentaria, que también nombra a la mayoría de los miembros del consejo. Estafuerte influencia política ha sido durante mucho tiempo un problema para la RTV. Particularmente en el pasado, los principales canales de noticias (TG1, TG2, TG3) reflejaban los puntos de vista de partidos políticos específicos, una situación descrita en detalle por la literatura científica sobre el fenómeno de la Berlusconización.

El PSM polaco está aún más influenciado políticamente. Desde julio de 2016, el órgano de supervisión del PSM, integrado por cinco miembros, es el Consejo Nacional de Radiodifusión, con tres miembros elegidos por el Parlamento y dos por el Presidente. Ahora, este acuerdo le da a la mayoría del partido gobernante PiS la oportunidad de influir en la alta dirección. Las instituciones internacionales y las asociaciones periodísticas se quejan regularmente de las noticias sesgadas sobre  política nacional. La actual crisis parlamentaria ha mostrado enormes diferencias en la forma en que el PSM informa sobre los acontecimientos políticos actuales, en comparación con los medios comerciales.

En enero de 2017, se lanzó oficialmente la Compañía Nacional de Radiodifusión Pública de Ucrania. La fecha marca una transición de un servicio audiovisual de propiedad estatal a un servicio público de medios de comunicación. La transición cuenta con el apoyo de un proyecto del Consejo de Europa, con la ayuda financiera de 16 contribuyentes europeos, la Unión Europea, además de Noruega, Suiza y Turquía.

En la actualidad, la radiodifusión pública ucraniana se enfrenta a los retos de la falta de financiación, la enorme deuda heredada de su predecesora y la renuncia de las autoridades a aceptar la idea de la radiodifusión pública. Su posición única como una PSM joven hace que sea más difícil compararlo con otros PSM de nuestra muestra.

El futuro de los medios de comunicación públicos

Altamente fiables o no, los medios de comunicación públicos europeos están constantemente en el centro de los debates sobre la posición de los medios públicos en la sociedad moderna, los vínculos políticos y la fiabilidad, la cuota de mercado, la financiación, la innovación y la responsabilidad social. Al obedecer normas elevadas de conducta profesional y mantener una posición relevante en el mercado de los medios de comunicación, los PSM europeos deberían enfrentarse a pocos problemas para aumentar su credibilidad y proteger su legitimidad. Sin unos medios públicos fuertes, independientes y creativos, que ofrezcan una esfera pública civilizada, la cultura y la democracia europeas podrían tener un futuro difícil.

Esta es la segunda parte de un estudio de dos partes, comparando los PSM europeos.

Noticia original: https://en.ejo.ch/media-economics/accountable-and-or-responsible-public-service-media-in-europe

Etiquetas , ,

Send this to a friend