El poder de las plataformas

Ética y calidad, Periodismo digital, Periodismo especializado, Tecnología • by

Traducción: Julia Filip, Lixian Li y Miriam Manzano

Hoy en día más personas reciben noticias a través de Facebook y Google que a través de cualquier agencia de noticias. Estas compañías de plataformas utilizan cada vez más la infraestructura de la libre expresión, una infraestructura que nos permite hacer cosas, pero también estructuran nuestras elecciones, impactan en las instituciones existentes.

Las noticias que recibimos a través de plataformas todavía son producidas principalmente por periodistas profesionales que trabajan para organizaciones de noticias. Pero la forma en que lo descubrimos, cómo se distribuye el contenido, dónde se toman las decisiones sobre qué mostrar y quién se beneficia de nuestro comportamiento, está cambiando rápidamente.

El aumento de plataformas significa que hemos pasado de tener un grupo de guardianes dominantes (editores) a dos grupos guardianes: editores, que siguen siendo guardianes primarios en términos de determinar qué se presenta como noticia, y plataformas, que son cada vez más importantes para influir en la distribución.

Contrariamente a los temores de una burbuja de filtros, polarización y redes sociales que nos distraen de los asuntos públicos, un creciente cuerpo de documentos de investigación independientes que depende de plataformas para noticias se asocian con noticias más diversas, con un efecto de despolarización modesto y con niveles más altos de participación política. Éstas son consecuencias ampliamente positivas del aumento de las plataformas para muchos de nosotros como individuos.

 

Las Implicaciones Disruptivas de las Plataformas

Pero a medida que los ingresos heredados de la impresión y difusión disminuyen rápidamente y los ingresos digitales crecen sólo de forma incremental, gran parte del negocio de las noticias tal y como lo conocíamos desde el siglo XX, está en riesgo de sufrir daños colaterales por el aumento de plataformas. Ésto demuestra cómo el surgimiento de plataformas que de muchas maneras nos empoderan como individuos también tienen implicaciones institucionales disruptivas.

Los editores de noticias que solíamos considerar como medios de comunicación masiva y que ocupan los altos mandos del entorno de los medios ahora son cada vez más dependientes de las compañías de plataformas con las que trabajan, incluso a menudo preocupados de su creciente confianza en ellos y temerosos de su poder.

 

Cinco Aspectos del Poder de las Plataformas

Las compañías de plataformas tienen formas convencionales de poder duro y poder blando, pero también ejercen formas nuevas y crecientemente importantes de “poder de plataforma”, definido por los siguientes cinco aspectos en combinación:

  1. Las plataformas tienen el poder de establecer estándares a los que a su vez deben atenerse si quieren formar parte de las redes sociales y técnicas que construyen las plataformas, ingresar en los mercados que crean y participar en las transiciones que permiten.
  2. Las plataformas tienen el poder de establecer y romper conexiones dentro de las redes de transacciones que permiten cambiar las reglas sociales (“estándares comunitarios”) o los protocolos técnicos (algoritmos de búsqueda y de clasificación social).
  3. Las plataformas tienen el poder de la acción automatizada a escala, ya que sus tecnologías permiten y dan forma a miles de millones de transacciones e interacciones todos los días, tanto para usuarios, anunciantes y terceros.
  4. Las plataformas tienen el poder de mantener el secreto ya que operan como cajas negras donde los de fuera sólo pueden ver las entradas y salidas sobre la base de datos limitados y sesgados, y solo las plataformas tienen accesos a como funcionan los procesos y tienen acceso a datos más exhaustivos.
  5. Las plataformas tienen el poder de operar en todos los dominios, formas de poder consumibles que se ejercen en parte a través de la gran cantidad de datos que recopilan y las decisiones que toman sobre cómo usarlos y con quién compartirlos.

El poder no es intrínsecamente algo malo. El poder de la plataforma es profundamente propicio, transformador y productivo. Pero es poder  y está ligado a los intereses organizativos y estratégicos de las propias plataformas. El poder de la plataforma también es profundamente relacional. Cada uno de nosotros como usuarios -y cada editor y otra tercera parte- ayuda a hacer que las plataformas sean poderosas porque nos empoderan (de maneras específicas) cuando utilizamos sus atractivos productos y servicios.

Un camino por delante

Para los editores que desean aprovechar las oportunidades que ofrecen las plataformas, el riesgo de la plataforma sólo se puede administrar, no se puede evitar. Administrarlo sólo se volverá más importante a medida que las plataformas impulsen el desarrollo de muchas de las nuevas tecnologías que probablemente se volverán más importante en los próximos años, como los servicios de mensajería privada, los sistemas operados por voz y AR/VR.

El auge de las plataformas nos ha empoderado en muchos sentidos como individuos, incluso cuando nosotros también – cómo y porqué los hemos abrazado- nos hemos vuelto cada vez más dependientes de ellos. El aumento de las plataformas también ha cambiado muchas instituciones existentes, incluidos los editores y las organizaciones que nos quieren como individuos tienen que navegar por las compensaciones de una situación en la que simultáneamente están cada vez más empoderadas y dependientes de las compañías de plataformas.

Ésto nos hace enfrentar la creciente urgencia de tener una conversación sobre la gobernanza de la plataforma, sobre qué tipos de reglas formales e informales y normas pueden ayudar a garantizar que las plataformas operen de manera que nos beneficie a todos, que mejoren nuestra democracia y no solo a sus accionistas.

Fuente: https://en.ejo.ch/digital-news/the-power-of-platforms

The lecture draws on material from Platforms and Publishers: A Comparative Analysis of Relations Between Digital Intermediaries and News Media Organizations, a forthcoming book by Rasmus Kleis Nielsen and Sarah Anne Ganter due to be published by Oxford University Press in 2019.

This article first appeared on the website of the Reuters Institute for the Study of Journalism and is republished here with the author’s permission.

Etiquetas , , , , , , , , , , , ,

Send this to a friend